Image

Solidaridad con los mineros de Santa Cruz

Los mineros de Santa Cruz están viviendo un fuerte brote de coronavirus en las diferentes minas de la provincia. La voracidad por ganancias de las empresas los obliga a trabajar entre 14 y 28 días seguidos en las minas, con medidas insuficientes preventivas. Tienen el aval del gobierno.
 
El último turno de Cerro Vanguardia produjo 100 casos de COVID 19. Casi de la mitad de los obreros acudieron al servicio médico con síntomas a lo largo de ese período, y fueron devueltos a trabajar. Esos obreros volvieron a sus localidades, provocando un reguero de contagios. Y el nuevo turno convivió con parte de los infectados.
El sindicato AOMA se niega a reconocer la realidad, amenazando con la pérdida de empleo y salario para lograr que los obreros bajen la cabeza y acepten continuar trabajando, a costa de su salud, la de sus familias y poblaciones.
 
La agrupación opositora 27 de julio ha denunciado desde el inicio la irresponsabilidad patronal, reclamando hisopados masivos y ahora el cese de operaciones de la mina ante el brote, así como el fin de la exposición de los trabajadores a la pandemia. Por eso, ha sufrido un fuerte ataque de parte de las autoridades sindicales , que en declaraciones públicas los apuntan como responsables de la posible pérdida de puestos de trabajo y baja salarial. Y en ese marco, han desatado una campaña de amenazas, llamando a que se los silencie, lo que preanuncia posibles ataques más graves.
 
Ante eso, nos solidarizamos con los obreros mineros, reclamamos medidas inmediatas contra la pandemia y exigimos el fin de los ataques contra la agrupación 27 de julio de parte del sindicato.