Image

Es sólo pintura, la lucha sigue

La Plaza de Mayo fue el espacio de resistencia que las Madres de lxs 30-000 detenidxs desaparecidxs, conquistaron, unas mujeres desesperadas que buscaban a sus hijxs que habían sido secuestrados por las fuerzas armadas.
Se agarraban del brazo para protegerse y darse ánimo, pusieron las fotos de sus hijxs en los pañales que usaron como pañuelos. Fueron reprimidas, golpeadas, encarceladas, secuestradas también, pero siguieron marchando, haciendo huellas en la conciencia. Las abrazamos cuantas veces podemos, porque ellas pueden recoger los abrazos partidos con todxs y cada uns de lxs compañerxs que los genocidas pretendieron exterminar.
Y en estos momentos de confinamiento sanitario, continuamos acompañando y marchando en forma virtual sumándonos a los mensajes en una plaza que sus zapatos recorren de memoria.
En la plaza física parecieron en estos días, esvásticas pintarrajeadas sobre los pañuelos pincelados en las baldosas. No es la primera vez que un grupo de despreciables y cobardes realizan esta acción ignominiosa.
La lucha contra el nazismo, el fascismo, es irrenunciable, las esvásticas y las cruces gamadas, son la simbología de lo más aberrante y degradante, es la simbología de crímenes de genocidios, incluido el de Argentina.
En el repudio absoluto a esta acción deplorable, está también el compromiso de seguir en los pasos de Mirta Baravalle, Nora Cortiñas, Elia Espén… hasta la victoria del socialismo.
Y, los nazis podrían seguir los pasos de su líder, suicidándose.
Madres de la Plaza., el pueblo las abraza.
 
Encuentro Militante Cachito Fukman (Si bien ya fueron reparadas, el acto merece todo el repudio)

Twitter

Encuentro Militante Cachito Fukman