Image

Vamos a andar, vamos a resistir

En este caminar de gran intensidad acudimos sin dudar con los 30.000 detenidxs-desaparecidxs, nuestrxs compañerxs, nuestrxs hermanxs, porque desde tantos años seguimos con los reclamos por todxs y cada unx, y con la convicción que a este maldito sistema de explotación y represión nos tenemos que enfrentar organizando nuestra rabia y resistencia.

En estos últimos tiempos hemos visto no solamente la opresión habitual del capitalismo, hay elementos que ponen en evidencia la práctica fascista en atemorizar, desmovilizar, y avanzando con escaladas represivas:  se instauró la doctrina Chocobar, se aumentó la persecución a los migrantes, jubilados, artesanos, pueblos originarios, docentes… todos los sectores afectados por el austericidio que impone el FMI a través tanto de los gobiernos que firman la entrega, como los que la continúan. Esta escalada represiva es a nivel continental como lo vemos en Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil, Honduras, Haití, Nicaragua…

Por ello en este nuevo año de resistencia llevamos reclamos y denuncias que se nos acumulan en las gargantas y en los corazones, Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, todas y cada una de las mujeres víctimas de la violencia machista, no dejamos las banderas de Jorge Julio López, los chicos de la Noche de los lápices, las familias de las víctimas del gatillo fácil, los familiares de Cromañon…

Asistimos con crecida indignación a las libertades condicionales y prisiones domiciliarias que se les otorgan a genocidas condenados, cuando no hay respaldo jurídico como tampoco podría haber moral, que permita que estos criminales tengan privilegios penitenciarios. No vamos a dejar de exigir cárcel común y efectiva a estos imperdonables, y, de otros tantos genocidas que aún no están imputados como también la ignominiosa absolución que se le otorgara a César Milani, y la complicidad de jueces y fiscales, medios de comunicación y de pérfidos políticos que pretenden renacer la teoría de los dos demonios y renovar la impunidad.

Pero en esta batalla por la justicia para los 30.000 detenidxs-desaparecidxs, el espacio de lucha no sólo se mantuvo inalterable, también engendró nuevas dimensiones. La memoria colectiva que construimos entre tantxs, en el abrazo inquebrantable en torno a los centros clandestinos de detención tortura y exterminio, (ccdtye) peleando contra la resignificación y la banalización de la política aniquiladora de las fuerzas armadas y de los responsables civiles. Y como el camino no ha sido un atajo para lxs luchadorxs, nos reafirmamos que los asesinos de ayer no pueden ser los salvadores de hoy ni de mañana, porque en ese mañana estará el caminar comprometido de Darío y Maxi.

En esta nueva marcha de resistencia en este presente donde elegimos la calle para siempre, vamos andando honradxs por todxs y cada unx de los 30.000 compañerxs. Vamos andando junto, muy junto a Elia Espén, Mirta Baravalle, Nora Cortiñas, Betty Abriata, Marcela Ledo… y palpitando por el Chile rebelde que nos convoca a reforzar y multiplicar todas nuestras posibilidades de esperanza y de futuro, ese mismo, el que hablaba Cachito Fukman.

COMO A LOS NAZIS LES VA A PASAR: ADONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR

APERTURA YA DE LOS ARCHIVOS DE LA DICTADURA

NO OLVIDAMOS - NO PERDONAMOS- NO NOS RECONCILIAMOS