Image

Marchamos a 11 años de la desaparición y asesinato de Luciano Arruga

Había que estar y cumplimos. Como bien nos enseña Norita Cortiñas, nuestra Madre, hay que ocupar las calles para hacer sentir nuestra voz y acompañar cada causa en la cual encontremos una injusticia.

Como militantes, nos sentimos interpelados por el sentir del Grupo de Familiares y Amigos de Luciano Arruga. También por la exigencia de justicia a 11 años del secuestro, desaparición y asesinato del joven de 16 años que fuese arrebatado de su familia un 31 de enero de 2009, como también la exigencia del inicio del Jury de Enjuiciamiento al Juez Gustavo Banco y las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas, quienes iniciaron el entramado judicial y policial que impide el esclarecimiento de lo sucedido.

Nos encontramos con “quienes somos y quienes estamos”, al decir de Mónica Alegre en su discurso en la Plaza de Perú y Pringles en Lomas del Mirador. Bandera en alto, caminamos las largas cuadras de la Avda. Mosconi acompañando la voz que emanaba del camión que encabezaba la movilización.

El recuerdo en la clara exposición de los locutores y de la misma Vanesa Orieta nos fue llevando al acto central realizado en la intersección con la Avda. San Martín. A dos cuadras está el ex – destacamento policial que hoy está convertido en el Espacio de Memoria “Luciano Arruga”. Mientras marchábamos, otro grupo acompañaba a Norita Cortiñas para la plaza del barrio 12 de Octubre en donde se proyectaría la película “Quién mató a mi hermano”, de Ana Fraile y Lucas Scavino.

No podíamos dejar de acompañar a las y los familiares de Luciano, como tampoco a las Madres del Gatillo Fácil. Era un acto fundamental para honrar nuestros principios. Y también estuvo presente nuestra Madre Elia Espen mediante una adhesión enviada a Mónica Alegre.

Por eso decimos:

  • Apoyamos el pedido de juicio político al Juez Gustavo Banco y a las fiscales Roxana Castelli y Celia Cejas, demorado por una exigencia corporativa de $ 200.000 a una familia pobre.
  • Apoyamos el juicio y castigo a los policías que torturaron y asesinaron a Luciano Arruga, sin olvidarnos de la complicidad política que lo permitió tal como ocurre actualmente en los barrios pobres.

La película no pudo proyectarse por problemas técnicos, pero sí se llevó a cabo la quema tradicional de los muñecos símbolos de la impunidad.

BASTA DE IMPUNIDAD.

JUSTICIA YA PARA LUCIANO ARRUGA

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS Y NO NOS RECONCILIAMOS.

Encuentro Militante Cachito Fukman

 

👉🏼👉🏼👉🏼 Galería de fotos Marcha y Acto Luciano Arruga

Twitter

Encuentro Militante Cachito Fukman