Image

A 3 meses de la desaparición de Facundo: Movilización a la casa de la Provincia de Buenos Aires

Hoy, a tres meses de la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA se movilizó a la casa de la Provincia de Buenos Aires.
Aquí el pronunciamiernto elaborado por las organizaciones del ENCUENTRO.


Hoy se cumplen tres meses de la desaparición de Facundo Astudillo Castro. Tres meses sin respuestas, con su familia sufriendo maltratos y amenazas. Tres meses sin Facundo, con la Bonaerense mintiendo, con la justicia cómplice, con los gobiernos provincial y nacional que no toman medidas efectivas.


Facundo fue visto por última vez el 30 de abril. Iba a ir a dedo desde la casa de su mamá, Cristina Castro, en Pedro Luro, a la de su novia, en Bahía Blanca. Cuando su mamá quiso denunciar su desaparición, la policía la ignoró. Y recién el 5 de junio se abrió una causa con la consabida carátula: averiguación de paradero.


Ante la insistencia de la familia, el 19 de junio se hizo un rastrillaje en Buratovich. Ahí saltan las primeras contradicciones entre los policías. Unos dicen que lo paran, le labran un acta, la oficial Flores lo lleva hasta el pueblo Teniente Origone y luego lo llevaron en una camioneta. Según otros, en cambio, se fue caminando.


El mismo día que su madre radicó la denuncia, apareció una “testigo” que dijo que vio a Facundo en el cruce de las rutas 3 y 22, cerca de Bahía. O sea, pistas falsas. Y a la ex novia de Facundo la policía le allanó el domicilio, varias veces, sin orden judicial, buscando implicarla. O sea, aprietes a quienes denuncian.


Familiares y amigos de Facundo consiguieron tres testigos, pero no se les quiso tomar testimonio. Ellos vieron que Facundo fue subido a un patrullero de Buratovich y contradicen todas las versiones de la Bonaerense. Y el fiscal Dimas García no investigó nada, se declaró incompetente y la causa pasó al fuero federal. La impunidad policial siempre tiene algún amigo en el Poder Judicial.


El fiscal actual, Ulpiano Martínez, se niega a recibir a su madre y abogados cuando intentan aportar datos. Y su oficina filtra falsas noticias a los medios amigos de la policía. Por su intento de desviar la investigación, y por su historia en favor de cómplices de genocidas, la familia de Facundo pidió se lo aparte de la causa y la jueza federal Gabriela Marrón debe decidir. Desde aquí, apoyamos ese pedido y exigimos el apartamiento inmediato del fiscal Ulpiano Martínez.


Pero para construir impunidad también se necesita al poder político, que actúa como si estas violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad fueran algo nuevo, sorpresivo.


El gobernador Kicillof nombró ministro de Seguridad a Sergio Berni, que arenga a la Bonaerense y se pasea, ametralladora en mano, justificando el gatillo fácil. Mintió al atribuirse la decisión de apartar a la Bonaerense de la causa. Ningún delito puede ser investigado por la fuerza responsable de haberlo cometido.Por eso y por todo su accionar represivo decimos: Fuera Berni.
Los gestos o palabras amables no sirven para terminar con la impunidad y el encubrimiento. El gobierno provincial y nacional son los responsables de tomar las medidas necesarias para asegurar la aparición con vida de Facundo. La bonaerense ha amparado en sus filas, tanto a los asesinos de la dictadura como a los asesinos de hoy. ¿Pero qué mensaje reciben la policía y las fuerzas de seguridad, si cada vez que el presidente se dirige a las FF.AA. y a la Federal se deshace en agradecimientos y elogios?
Al poner a las fuerzas represivas a controlar la cuarentena, tanto el gobierno nacional como los gobernadores envalentonaron a las fuerzas represivas y les permitieron adueñarse de las calles imponiendo su ley. Además, hoy aumentan el despliegue, sumando fuerzas federales a los barrios del AMBA para un mayor disciplinamiento social.
Desde el 20 de marzo, en el país se han cometido decenas de abusos, torturas y asesinatos en comisarías, cárceles o por gatillo fácil. Son 71 muertes a manos de policías, agentes de seguridad y penitenciarios. Como la desaparición forzada y asesinato de Luis Espinoza y el ahorcamiento en plena vía pública de Walter Nadal, en Tucumán. Como el asesinato de Lucas Verón ; como la desaparición forzada y asesinato de Francisco Cruz; como también la detención, tortura con picana y amenazas de muerte a un chico de 17 años en Tolosa, todo a manos de la bonaerense. Exigimos castigo a los culpables materiales e intelectuales por todas las víctimas.


Pero hoy estamos aquí porque hace tres meses que el Estado no contesta dónde está Facundo.


Porque en el país de Jorge Julio López, no podemos permitir otra vez que los gobernantes nos calmen con palabras, porque en el país de Santiago Maldonado no podemos permitir otra vez que los grandes medios oculten esta desaparición forzada, porque en el país de los 30.000 sabemos que tenemos que lograr verdad y justicia.
Por eso desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convocamos a todos los organismos de derechos humanos, sindicatos, partidos, movimientos sociales y demás agrupaciones populares a organizar en común una gran campaña para exigir la aparición con vida de Facundo YA!.


• Aparición con vida de Facundo Castro.
• Fuera Berni.
• El Estado es responsable.

ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA
30/7/2020

Twitter

Encuentro Militante Cachito Fukman